Reforma energética en México

Blog

Reforma energ{etica en México


A finales del año 2013, la Cámara de Diputados y Senadores aprobaron la reforma energética en nuestro país. Esta reforma considera varios puntos relativos a la exploración, extracción, producción, transformación y distribución de los hidrocarburos y la energía eléctrica.
A continuación se explican algunos de los puntos más importantes de esta controversial reforma:

  • Se permite la participación de los sectores social y privado en la exploración y extracción de hidrocarburos, esto retribuyéndoles proporcionalmente sus pagos a cambio de los recursos obtenidos.
  • Los particulares podrán participar directamente en la extracción y transportación de los hidrocarburos (petróleo crudo, gas natural y sus líquidos, petroquímicos y refinados) a través de permisos regulados por la legislación secundaria.
  • La reestructuración de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y sus subsidiarias en 2 divisiones: Exploración y Producción y Transformación Industrial. Todo esto a fin de que se rindan cuentas con la mayor transparencia por parte de PEMEX en sus procesos, estableciendo un fomento e incremento a compras de proveedores nacionales del sector hidrocarburos.
  • Apertura dentro del mercado de generación de energía, sin que esto signifique que el estado pierda el control del sistema eléctrico nacional. Lo que significa una reducción de costos. Así, Comisión Federal de Electricidad (CFE) en conjunto con particulares podrán proveer el servicio a la población reduciendo gastos de operación, manteniendo CFE su infraestructura. De tal manera que las tarifas eléctricas se verán disminuidas.
  • Para la producción de energía, se agregan energías renovables tales como la eólica, geotérmica, hidráulica, minihidráulica, biomasa y solar.
  • El reforzamiento de CFE brindándole mayor libertad en aspectos operativos y de organización. Se refuerzan también las facultades de la Secretaría de Economía y la Comisión Reguladora de Energía en nuestro país.


La reforma energética pretende en términos generales, sumar esfuerzos con proveedores particulares y sociales para llevar a cabo la producción de energía eléctrica y de hidrocarburos, reduciendo costos en sus operaciones y reduciendo las tarifas para la población, utilizando y mejorando su infraestructura sin dejar a un lado la transparencia de los manejos internos.